Flexibilidad laboral

Flexibilidad Laboral: Todo lo que necesitas saber.

Durante los últimos años hemos vivido cambios bruscos en nuestra sociedad, en donde la flexibilidad ha sido fundamental para adaptarse tanto en la vida personal como laboral. Pero, ¿cómo aplicar la flexibilidad en el mundo laboral? ¿Es posible tener flexibilidad si debo ir todos los días a la oficina? Aquí te contamos todo lo que […]

Durante los últimos años hemos vivido cambios bruscos en nuestra sociedad, en donde la flexibilidad ha sido fundamental para adaptarse tanto en la vida personal como laboral. Pero, ¿cómo aplicar la flexibilidad en el mundo laboral? ¿Es posible tener flexibilidad si debo ir todos los días a la oficina? Aquí te contamos todo lo que necesitas saber sobre flexibilidad laboral, sus beneficios tanto para trabajadores como empresas y cómo aplicarla.

Pero primero: ¿Qué es la flexibilidad laboral?

La flexibilidad laboral se entiende  como el conjunto de acciones que una empresa lleva a cabo para otorgar a los colaboradores, las condiciones necesarias que les permitan una mejora en la relación entre la vida laboral y familiar. La flexibilidad laboral implica todas las medidas que la empresa toma para que el objetivo se cumpla y que beneficia a cualquier miembro de la empresa. 

¿Por qué es importante?

Hoy ha tomado mayor importancia tras la pandemia, por lo que las empresas están más desafiadas a buscar cómo ser flexibles, ya sea para retener el talento, generar engagement, conciliar la vida laboral y profesional, entre otros. 

Se ha demostrado que a mayor flexibilidad, mayor es la satisfacción de los colaboradores y, por consecuencia, mejores resultados para la empresa.  Por eso, se le da mucho foco a ser flexibles porque esto ayuda a crecer al negocio, los colaboradores se vuelven más productivos en sus puestos de trabajo y crece la motivación para realizar sus tareas y obligaciones. 

¿Cuáles son los beneficios de tener flexibilidad laboral? 

Aumento de la productividad. Colaboradores más felices mejoran su calidad y cantidad de trabajo ya que están más motivados a mostrar lo mejor de sí mismos.

Fomenta la conciliación familiar y laboral. Tener flexibilidad permite poder estar en aquellos momentos familiares que antes no podías o era mal visto solicitar permisos. Hoy, se fomenta que las personas privilegien también su tiempo personal, lo que motiva más a los colaboradores a estar ahí y dar un mejor servicio.

Atracción de Talento. A la hora de buscar nuevos talentos para ingresar a la empresa, la palabra flexibilidad ya sea en horario, actividades, objetivos u otros, genera mayor adhesión a  las ofertas de la empresa. Las personas buscan trabajar en empresas que declaran ser flexibles.

Disminuye la rotación. Cuando las personas trabajan tranquilas, y están desafiadas en sus trabajos, tienden a rotar menos y mantenerse por más tiempo en las empresas flexibles. Esto se traduce en menor gasto en temas de selección.

Beneficio Económico. En el caso de las empresas que son híbridas o 100% remotas, hay un ahorro significativo en gastos administrativos como luz, agua, o del espacio físico, ya que en algunos casos, se arriendan oficinas por horas, en vez de arriendos mensuales. Para el colaborador, esto se traduce, en menos tiempo de traslado, uso más eficiente de los tiempos, bencina, o locomoción colectiva, almuerzos, entre otros, lo que impacta en su bolsillo.

¿Cómo aplicar la flexibilidad laboral cuando no se puede trabajar de manera remota? 

En general, vemos la flexibilidad laboral sólo aplicada como un beneficio de trabajar en forma híbrida o remota, pero esa es una de las maneras en que normalmente se puede aplicar. El foco es poder compatibilizar el tiempo laboral con el personal, por lo que se pueden aplicar de otras formas:

Semana Comprimida: consiste en trabajar más horas de lunes a jueves para no trabajar el viernes; o horario de invierno y verano, para los viernes solo trabajar medio día y el resto de la semana se trabaja 30 min más para compensar.

Trabajo por objetivos, en el que la persona tiene el deber de alcanzar un determinado objetivo sin importar el número de horas que pasa sentado en su sitio en la empresa, el colaborador organiza su jornada.


Por: Macarena Muñoz –
Líder de Gestión y Talento de Trabajando.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[Fancy_Facebook_Comments language="es_ES"]