Consejos Laborales

¿Qué debo tener en cuenta antes de aceptar un trabajo, además del sueldo?

Una renta atractiva y un buen programa de beneficios puede ser muy atractivo a la hora de aceptar un trabajo, pero sin duda que eso no puede ser lo más importante al momento de tomar la decisión. También debes considerar tus intereses, propósito y objetivos profesionales y cual es el desarrollo de carrera que estás buscando.

 

Si una oferta no cumple con tus expectativas o piensas que no te conviene, es recomendable rechazarla, más que tomar algo para al poco tiempo cambiarte. Aceptar un trabajo es un compromiso, por ende, no puedes renunciar a los pocos meses y dejar botada a la empresa, quien no sólo te paga un sueldo, sino que también a invertido tiempo y recursos en capacitarte.

Si lo que buscas es especializarte y ganar experiencia en lo que estudiaste, una de las variables que debes tomar en cuenta es encontrar un empleo que te entregue oportunidades de desarrollo, más allá del dinero, que incluso en una primera etapa puedes sacrificar en pro de construir un currículum atractivo para futuro.

Es muy frecuente que las personas se frustren cuando son rechazadas en un proceso de selección, sin embargo, esto no quiere decir que sus conocimientos son precarios o que es un profesional mediocre, sino más bien que la empresa y el cargo al que estaba postulando no era el adecuado para él.

Álvaro Vargas, gerente general de Trabajando.com destaca que “en selección no existen buenos o malos candidatos, sino que hay que buscar el mejor para ese proceso en particular, de acuerdo a los conocimientos requeridos, pero también a la cultura de la empresa. Teniendo esto en cuenta, es posible reconocer que no todos estamos hechos para trabajar en el mismo tipo de organización, más allá de la formación profesional que tengamos. Por eso se habla del candidato más adecuado o que más se ajuste al perfil, y no de buenos o malos”.

Si aún no encuentras el cargo que sueñas, no te angusties, esta situación te puede enceguecer y guiar a aceptar la primera oportunidad que encuentras. Siempre debes mantener el control, porque la combinación de ansiedad y desesperación te puede llevar a tomar malas decisiones.

Si bien, las cosas que debes tener en cuenta van a depender de tus objetivos profesionales, existen algunas sugerencias que debes considerar antes de aceptar un empleo:

1.    El dinero no es lo más importante: obtén información sobre la empresa a la que estás postulando, si existen planes de carrera u oportunidades de capacitación, es necesario considerar el crecimiento que puedes alcanzar en el cargo al que postulas. Si éste es tu propósito, el salario aquí no es trascendental, a veces debes sacrificar un poco tus gastos actuales para un futuro provechoso.

2.    Estabilidad laboral: evalúa si al cargo que postulas tiene proyección y que no vaya a durar tan sólo un par de meses.

3.    Tu profesión en el mercado laboral: investiga tu profesión en el mercado, el valor que están pagando y las oportunidades en diversos rubros, así podrás evaluar si vale la pena aceptar o no el trabajo que te ofrecen.

4.    Funciones, sueldo y beneficios: en el proceso de selección debes tener claro cuáles serán tus funciones, horarios, sueldo y beneficios que entrega la empresa. Debes negociar antes de firmar el contrato.

“Demostrar interés por las condiciones laborales, es también reflejo de la seriedad con la que te tomas este desafío, y no debes tener miedo de preguntar, muy por el contrario esto muy valorado en las entrevistas. Resulta muy útil realizar previamente un cuestionario que resuelva todas tus dudas en el proceso de selección, esto denotará preocupación por el cargo al que postulas”, agrega Vargas .

Noticias y tips laborales: