¿Cómo tener éxito en un entrevista de trabajo grupal?

Por lo general cuando tenemos una entrevista de trabajo, la hacemos de forma individual, somos sólo nosotros con el reclutador, por lo que independiente de nuestra personalidad, tono de voz o manejo de la situación, la atención siempre estará enfocada en nosotros. Pero ¿qué ocurre cuándo en lugar de una entrevista individual, nos topamos con una dinámica de grupo? ¿cómo podemos destacar entre la multitud?.

 

En ocasiones estas entrevistas grupales tan solo son una parte más de un proceso de selección en marcha. En otras, éstas dinámicas de grupo son decisivas en la elección del candidato. En ellas, se ven aptitudes como el liderazgo, la facilidad para resolver problemas, los dotes comunicacionales, el razonamiento de ideas e incluso cómo el candidato o candidata intercambia ideas con el profesional de RRHH y/o con otros participantes de la entrevista grupal.

 

Las empresas, especialmente las grandes, eligen este tipo de entrevistas para ver cómo se relaciona el candidato y logra destacarse ante un ambiente competitivo, es por esto que resulta fundamental saber cómo destacarse. Para aumentar las posibilidades de hacerte con el puesto, te recomendamos que sigas estos 7 consejos:

 

1. No consideres a los demás candidatos como tus enemigos. Lo habitual en una entrevista colectiva es que te planteen un problema común, que no tiene por qué estar relacionado con el trabajo en sí, y que los dividan en dos grupos para intercambiar ideas. El objetivo será mostrar tu cualidades comunicacionales, el cómo defiendes tus ideas y puntos de vista, sin atacar a los demás.

 

2. Cuida los extremos. Excesiva humildad puede parecer baja autoestima y excesiva confianza parecerá arrogancia. La idea es que encuentres un equilibrio natural que te permita delegar sin ordenar y escuchar sin interrumpir, aunque las opiniones sean distintas a la tuya. Si además puedes aprenderte o apuntar cómo se llaman los otros aspirantes y referirte a ellos por su nombre, causarás buena impresión.

 

3. Prepara respuestas típicas a cuestiones que también se dan en las entrevistas de trabajo individuales: tus fortalezas y debilidades, cuáles son tus objetivos, por qué crees que eres la persona más idónea para el puesto, qué valoras en tus compañeros de trabajo y qué piensas que puedes tú aportar a la empresa.

 

4. Saber escuchar y entender las consignas, no apresurarse ni adelantarse por ansiedad o competitividad. Muchas veces son preguntas que requieren consignas, actividades o juegos y estar mal preparado por haber escuchado mal puede jugarte muy en contra.

 

5. Participa y muestra interés. Difícilmente te seleccionarán si apenas participas en la prueba o aprecian desinterés por tu parte. Tampoco es bueno que hables durante demasiado tiempo o acapares todo el protagonismo, lo mejor es un término medio.

 

6. Relaciónate con los demás: si bien son competencia, tienen intereses relacionados a los tuyos, por lo que tenerlos en tu red de contactos podría ser muy útil. Apréndete los nombres y características y de ser posible, pide datos de contacto.

 

7. De nuevo, no olvides demostrar tu capacidad para trabajar en equipo. Es una de las cosas en las que más se fijarán los entrevistadores. Si ven que no se te da bien este tema, pensarán que no eres capaz de adaptarte a su equipo de trabajo.

 

Noticias y tips laborales: