Team building ¿Qué es y cómo aplicarlo en mi empresa?

Si eres dueño de empresa, o tienes un cargo que por su nivel jerárquico implique el manejo de un equipo, de seguro ya habrás escuchado mencionar el término “Team building”, pero sabemos que haberlo escuchado, no significa entenderlo. Si bien, todos nos habremos topado con el término alguna vez, es posible que no todos comprendamos de qué trata ni mucho menos seamos conscientes de todo su potencial.  

 

El “Team Building”, según wikipedia, “es un término colectivo para definir un conjunto de actividades que busca formar equipos de alto desempeño y mejorar las relaciones interpersonales dentro de un grupo”. Es decir, su objetivo principal es potenciar el rendimiento de los equipos de trabajo a través de la construcción de dinámicas y “juegos” que pueden ser aplicados a equipos deportivos, grupos estudiantiles, unidades militares y lógicamente a empleados de una empresa.

 

De hecho, está demostrado científicamente que el Team Building influye directamente en la eficiencia y productividad de los equipos, al aumentar la cohesión de los empleados y la confianza entre éstos, por lo general se observan los siguientes beneficios:

 

  • Propicia el reconocimiento y autoconocimiento de la persona, sus debilidades y fortalezas.

  • Aumenta los roles de liderazgo y la delegación de responsabilidades.

  • Refuerza la confianza y la comunicación entre las distintas áreas de una organización.

  • Mejora la creatividad y las reacciones ingeniosas ante situaciones adversas.

  • Reduce las posibles tensiones y conflictos entre miembros de la empresa.

  • Incrementa el sentido de pertenencia y promueve la integración de equipos.

Las actividades a realizar pueden ser desde simples ejercicios, donde no se requiere asumir grandes costos, hasta complejos simulacros de varios días de duración en los que sin duda, será mucho más efectivo contar con empresas especializadas que puedan encargarse de toda la logística que se requiere.

 

Si prefieres tomar la iniciativa y realizar las actividades por cuenta propia, ¡sigue leyendo!, ya que hemos hecho una selección con 6 ejemplos prácticos de Team Building:



  • Dibujar una criatura
    (estimula la creatividad en el equipo, ayuda a eliminar el estrés y la tensión al crear un ambiente distendido, donde la risa será el principal protagonista)

 

Necesitarás:  3 personas

                     1 hoja blanca
                     lápices de colores

 

Comienza doblando una hoja en tercios de arriba a abajo. Mantén el papel doblado y pídele a la primera persona que dibuje una cabeza y un cuello en el tercio superior de la página, puede ser una cabeza humana, animal, de caricatura, lo que quiera, pero asegúrate que las líneas del cuello se extiendan un poco hacia el segundo tercio de la página, para que la próxima persona lo tome como referencia.

 

Luego, dobla la primera parte hacia atrás para ocultar lo que se ha dibujado. Deja expuesto el tercio medio del papel. La primera persona debe pasar la hoja a la segunda persona (dejando oculto lo que se dibujó). La segunda persona ahora debe dibujar un cuerpo en el tercio medio de la página, asegurándose de extender las líneas del cuerpo hacia abajo que pasen un poco hasta el último tercio de la página para que la última persona vea y use de referencia. Por último repite el proceso de plegar la página hacia atrás para que no se vea lo que se dibujó, y luego pasa a la tercera persona, quien deberá dibujar los pies, piernas o cola, según prefiera. Cuando todos hayan terminado su parte, devuelve la hoja a la primera persona y desplieguen el papel revelando la criatura que fue creada.  Esto podrás compartirlo en tus redes sociales o pegarlo en algún espacio de tu oficina, con seguridad será recordado como un grato momento entre tus colaboradores.



  • Descubrir los detalles
    (sirve para enfocar al equipo y energizarlo)

 

Necesitarás:  De 6 a 10 personas

                   

Comienza pidiendo al equipo formar dos líneas iguales. Cada persona debe quedar frente a otra persona, permite que se observen al menos 2 minutos. Luego pídeles a todos que se den vuelta quedando de espaldas a quienes anteriormente tenían de frente, los de la primera línea deben cerrar los ojos, mientras los de la segunda deberán cambiar 5 cosas sobre ellos mismos, que puede ser desde quitarse un abrigo, desatarse los cordones de los zapatos, cambiar un sombrero lo que sea, sólo asegúrate que el cambio sea visible para todos los de su línea, menos para los de la línea de enfrente.

 

Después de 1 minuto, la otra línea puede dar la vuelta volviendo a su posición original donde debe tratar de encontrar los 5 cambios que ha sufrido su compañero.



  • Mi éxito
    (sirve para potenciar el conocimiento y confianza entre compañeros)

 

Necesitarás:  De 10 a 12 personas

            

Haz grupos de 3 o 4 personas, pídeles que piensen en su experiencia y trayectoria profesional y elijan el momento más importante (recordar esto no debe pasar de 2 minutos). Luego pídeles que definan cuáles fueron los factores que le permitieron alcanzar ese momento de éxito (puedes darles otros 5 minutos para desarrollar y ordenar las ideas), compartan sus comentarios y conozcanse. Dinámica que permitirá reforzar el autoconocimiento y reforzar las principales virtudes.



  • Olimpiadas empresariales
    (sirve para la formación de equipos y la detección de líderes)

 

Necesitarás:  De 10 a 12 personas

            

   Si tienes el espacio o convenios con otras empresas que te permitan desarrollar actividades deportivas con grupos completos, podrías hacer campeonatos de fútbol,voleibol, y más; sólo preocupate por escuchar a tu equipo y reconocer en qué deportes podrían realmente destacarse, ya que, por ejemplo, que les guste el fútbol no significa que serán buenos jugandolo. Evalúa las opciones.

Noticias y tips laborales: