Como negociar el sueldo en una entrevista de trabajo

Las entrevistas de trabajo suelen ser nuestro primer contacto con aquellas empresas en las que nos interesa trabajar; por lo que son el momento ideal para conocer y definir cuáles serán nuestras condiciones laborales en el caso de quedar seleccionados, como por ejemplo el salario.

Sin embargo, muchas veces ya sea por miedo a pedir más de la cuenta o a no quedar seleccionados, aceptamos el monto que nos dicen sin más discusión, aunque no estemos de acuerdo, por esto hoy te daremos 6 consejos que te ayudarán a enfrentar con éxito la negociación salarial en tus entrevistas de trabajo.

1. Investiga sobre la empresa

¿Están en un buen momento para negociar o sus ventas están en picada y recientemente anunciaron despidos?, estar informado sobre esto te aclarará el panorama sobre tus opciones salariales.


2._ Escucha antes de hablar

Asegúrate de escuchar y entender completamente los requisitos y tareas del puesto al que postulas, haz las preguntas que sean necesarias, para evitar dar un rango salarial demasiado alto o demasiado bajo.

3. No des el primer paso

Espera a que el entrevistador plantee el tema salarial, lo más probable es que lo haga al final de la entrevista; pero no lo hace, entonces pregunta.

4. Ten razones válidas

Si te ofrecen un salario por debajo de tus expectativas, no tengas miedo a pedir más. Argumenta amablemente las razones por las que tú serías el mejor candidato, ej. “agradezco mucho la oferta, pero considerando mi experiencia / conocimiento / estudios en el rubro, me gustaría saber si es posible evaluar una oferta por una suma de $$$$ “

5. Abre tu mente

Siempre puedes pedir un sueldo más alto; por lo general, los empleadores hacen ofertas partiendo desde el extremo inferior de su rango salarial, lo que les da espacio para poder negociar. Sin embargo, si definitivamente no pueden ofrecerte una mayor recompensa económica, entonces considera realizar acuerdos que también te benefician, como horarios más flexibles, vacaciones adelantadas, comisiones o bonos.

6. Saber desistir

Que no se te olvide que “el mundo es pequeño y da muchas vueltas”, si en definitiva no lograste que te aumentaran la oferta y decides rechazarla, hazlo siempre con amabilidad, educación, inteligencia y sentido común, quizás no lo lograste esa vez, pero podrías ser considerado  nuevamente por ese reclutador, en otra nueva oportunidad, y no querrás que te recuerde negativamente o sí?.

 

 También te podría interesar: “CÓMO PEDIR UN AUMENTO DE SUELDO”

Noticias y tips laborales: